Misión Rescate. Grupo 704 de Escuela Hogar de Oña.

Para muchos de nuestros internautas, la mención del programa Misión Rescate seguramente no les diga nada. Se trató de un programa televisivo que se mantuvo en antena durante 15 años, entre octubre de 1967 y comienzos de 1982, organizado por Radio Nacional de España, Televisión Española y la colaboración de la Dirección General de Bellas Artes, siendo uno de los programas más longevos y de mayor éxito de la época dedicado al público infantil y juvenil.

Se trató de un espacio de educación patrimonial configurado a la manera de un concurso en el que grupos de alumnos de todo el país dirigidos por un profesor competían por localizar, descubrir o actualizar una obra de arte o vestigio histórico que se hubiera mantenido ignorado, poco conocido o infravalorado en su entorno. Se articulaba a pequeña escala como una multitud de microproyectos de carácter lúdico, motivador y formativo llevados a cabo por grupos de niños y adolescentes que diseminados por toda la geografía española contribuían a una causa mayor, la puesta en valor y salvaguarda del patrimonio nacional, mientras competían por alcanzar uno de los ansiados trofeos que el programa otorgaba.

Los resultados obtenidos a nivel nacional fueron muy diversos y notorios. Destacó el grupo de Castrojeriz (Burgos) que consiguió la medalla de oro en la IV campaña por su descubrimiento del sepulcro de doña Leonor de Castilla oculto tras una pared de adobe de la iglesia de Nuestra Señora del Manzano de la citada localidad.

Aquí en Oña, la Escuela Hogar del Colegio Nacional S. Salvador de Oña, constituyó en 1976 el grupo 704. Su profesor jefe fue D. Víctor Manuel Revilla, y los alumnos componentes José Manuel Angulo, Ignacio Fermín Ortiz, Francisco Javier Ortiz, Jesús Manzanedo y José Ignacio Angulo. Además, en calidad de colaboradores estuvieron todos los alumnos y alumnas de la citada Escuela Hogar, encuadrados en la segunda etapa de E.G.B. Elías Carranza Campo alumno del mismo colegio pero residente en Barcina de los Montes. Y Agustín Lázaro López párroco de Oña.

Fruto de los paseos y visitas realizadas por los alumnos y profesores por los alrededores de nuestra villa y pueblos limítrofes para observar las estaciones prehistóricas, y a raíz de algunos hallazgos acontecidos en la cercana localidad de Barcina de los Montes, el grupo dirigió los pasos hacia ella, contando también con la petición cursada por su cura párroco D. Carmelo Olmedillo.

Los trabajos se desarrollaron en su cementerio con unas labores de desbroce y limpieza que permitieron rescatar de entre los muros tres aras romanas de finales del siglo III d.C. y un ara altar cristiano prerrománico datado a finales del siglo IX. Una de las peculiaridades de las tres primeras piezas estriba en la aparición, entre las inscripciones, de la figura de Vurovio, deidad autrigona que con el tiempo daría nombre a la comarca, la Bureba.

Al margen la importancia histórica y artística de este descubrimiento, de la que hablaremos en otra entrada de nuestro blog, queremos poner el acento en los protagonistas que hicieron posible el hallazgo, un grupo de entusiastas estudiantes que no superaban los 14 años, estimulados por su profesor. Es cierto que hoy en día, y en virtud de las disposiciones legislativas, sería imposible ver un grupo de alumnos interviniendo en un lugar en el que se presumiera la existencia de vestigios arqueológicos. O que registrase una iglesia en busca de una obra artística inédita. Pero no es menos cierto que el esfuerzo y el interés demostrado por aquellos jóvenes hoy nos resulta chocante frente a la deriva tecnológica de nuestros menores y al sistema educativo imperante, en el que las humanidades se acabará convirtiendo en un elemento residual. En una de las fotografías que acompañan esta entrada se puede ver al grupo de trabajo regresando a pie a Oña desde Barcina de los Montes tras una jornada de trabajo. Son más de 18 kilómetros en total salvando en la ida 240 metros de desnivel. Desde aquí nuestro reconocimiento para todos ellos porque gracias a su trabajo se puso en valor una parte muy importante de nuestra historia.

 

Y como colofón TVE llevó a cabo un reportaje en el que se simulaban las labores de limpieza y arreglo del cementerio. Agustín Lázaro y Carmelo Olmedillo intervinieron como asesores. Se entrevistó a los muchachos que explicaron in situ cada una de las piezas descubiertas. Y todo ello entrelazado con planos de las calles y monumentos de Oña.

Comentarios (2)

  1. Juan Manuel Angulo
    febrero 02, 2021

    Yo estuve hablando para el programa. He intentado buscarlo muchas veces

    Contestar
    • Turismo Oña
      febrero 03, 2021

      Buenos día Juan Manuel. Nosotros también hemos buscado el programa pero no ha sido posible. ¿Eres alguno de los que aparece en la fotografía de grupo? Un saludo.

      Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA